Hegoaldearen aurrerapena (gazt). Jose Antonio Mendikuteren Bloga

El nuevo informe sobre Desarrollo Humano examina las tendencias emergentes y los nuevos países que están configurando el paisaje del desarrollo, llamando la atención sobre las transformaciones que ocurren en algunos de los países en vías de desarrollo, que vienen a convertirlos en economías principales con avances significativos en el progreso del desarrollo humano.

El informe establece un índice que se calcula desde 1990 por el Programa de Naciones Unidad para el Desarrollo (PNUD) con base en las ideas desarrolladas por el economista bengalí Amartya Sen, premio Nobel de Economía.

El IDH es un indicador social que promedia tres parámetros: a) esperanza de vida al nacer; b) tasa de alfabetización de adultos y de duración de la educación obligatoria, y c) ingreso por habitante en términos de paridad de poder adquisitivo (poder de compra)

La situación reinante en 2013 puede parecer paradójica: un Sur renaciente, especialmente notable en China e India, donde hay un gran progreso en desarrollo humano, y un Norte en crisis, donde las políticas de austeridad y la ausencia de crecimiento económico dificultan la situación de millones de personas.

Hay también problemas profundos, compartidos por el Norte y el Sur: los derivados de una creciente desigualdad en muchos países, tanto desarrollados como en desarrollo, que amenaza la recuperación mundial y la sostenibilidad del progreso futuro. El Sur precisa del Norte, pero también el Norte necesita del Sur. El mundo está cada vez más conectado.

Existe un “sur” en el Norte y un “norte” en el Sur. Las élites, tanto del Norte como del Sur, están cada vez más conectadas, y son las que más se benefician de la enorme generación de riqueza alcanzada en la última década. Se forman en las mismas universidades y comparten estilos de vida y, tal vez, valores similares.

Un hecho significativo es que, en la última década, se han acelerado los logros en educación, salud e ingresos. Ningún país ha retrocedido en el índice de 2012 respecto al año 2000 y se ha producido una convergencia en los valores IDH a nivel mundial.

Se identifican en el documento cuatro áreas para impulsar el desarrollo humano: mejora de la igualdad, mayor participación ciudadana, atención al medio ambiente y gestión del cambio demográfico.

Señala que las crisis de los últimos años (alimentaria, situación climática y crisis financiera) han afectado seriamente a la vida de mucha gente y apunta la necesidad de trabajar para reducir la vulnerabilidad de los ciudadanos ante tales acontecimientos.

En el siguiente gráfico recogemos la lista de los 10 países con desarrollo humano más alto:

En los últimos 10 puestos del listado están los siguientes países:

El Informe llama a crear instituciones que faciliten la integración regional y la cooperación Sur-Sur, porque los poderes emergentes en el mundo en desarrollo ya son fuentes de políticas sociales y económicas innovadoras y capaces de realizar aportaciones significativas en la cooperación, el comercio y las inversiones para otros países en desarrollo.

Recomienda una mirada crítica a las instituciones de gobernanza mundial para promover un mundo más justo e igualitario, porque perviven estructuras caducas, que no reflejan la nueva realidad económica y geopolítica del mundo.

MUNDUKIDEren sare sozialetan esandakoak

  • O churrasco
  • Cooperativistas de MONDRAGON en cooperación con Mundukide
  • Cooperativistas de MONDRAGON en cooperación con Mundukide
  • Voluntarios de LKS auditores colaboran en el proyecto de Marrupa